Hay que hacer algo

Creo recordar que alguna vez fui pequeño, fui al cole a los seis años, me ponía malo cada dos por tres y viví una infancia con más mocos que un caracol, sería por esta razón a la tierna edad de dos años decidieron por mi, que yo seguro que no quería, digo que decidieron quitarme la amigdalas y las adenoides o vegetaciones y no me debieron quitar más por no se que extraña razón. En esos tiempos que me tocaron era lo habitual, creo que debían pensar que los niños nacían con una cosa inútil y solo daba problemas, así que se indicaba quitarselo a todos.

Más adelante se vio que podrían tener su utilidad y ya no se quitaban tanto las amígdalas, pero las adenoides seguían resistiéndose, se inventó el drenaje, perforar el tímpano y poner una especie de diábolo para que entre y salga el aire. Utilizado en todo aquel incauto que pisaba la consulta de un otorrinolaringologo hoy día se esta moderando su uso, pero cuesta cambiar las costumbres.

No voy a analizar los tratamientos del especialista más o menos leído, mi reflexión va en la línea de como interpretamos los mocos de nuestros hijos. No me canso de repetir que los mocos son mecanismos de defensa para evitar que bacterias peligrosas lleguen vía fosas nasales a infectar el organismo del tierno infante. Pero padres y médicos de una u otra titulación se ven en la obligación de hacer algo, lo que sea, pero hay que hacer algo.

Siempre de una u otra forma los médicos transmitimos la sensación de que hay que hacer algo, en tiempos las inyecciones de benzetacil, la amigdalectomía, adenoidectomía, timpanotomía, drenaje trastimpánico, luego jarabes descongestivos, mucolíticos o expectorantes, homeopáticos o bebedizos de cualquier tipo, infusiones calientes, vapores, baños, miel, agua a litros, y otros muchos que voy descubriendo día a día, remedios de todo tipo para un proceso banal que genera más del 50% de las consultas de pediatría y seguro que de otorrinolaringología infantil.

¿Y si nos limitáramos a limpiarles los mocos sobrantes que sobresalen de la nariz?

6 comentarios en “Hay que hacer algo

  1. Juan dijo:

    Manolo, hijo mío, creo que esto es una batalla perdida. Menos mal que ya eres mayor y tienes menos mocos que cuando eras más pequeño. Ya no hará falta polimedicarte al estilo de octogenario pluripatológico.
    Cuando tengas un hermano, defiéndelo y haz entender a tus papás que no siempre hará falta darle un potingue o un paidoterín cuando se ponga malo. Defiéndelo tú, yo no puedo porque no me creen.
    Cuídate.

  2. No sé si es una batalla perdida, o algún día obtendremos “frutos” de predicar en el desierto.
    Por cierto, y como récord lamentable, el otro día una compañera que trabaja en un centro de salud, me explicó que a una de sus pacientes, un otorrino “audaz” (al que había consultado por su cuenta, “pagando”) tuvo a bien de ponerle unos drenajes a la tierna edad de 3 meses….Denunciable, vamos.
    En fin, cuántas cosas nos enseña este Manolo. Un saludo

  3. Eva dijo:

    Siempre está bien difundir este tipo de visión. Yo soy una de esas “sinadenoides”, y mi hijo, si hubiese nacido cuando me tocó a mi, seguramente lo sería. Pero, tenemos a una pediatra maravillosa, que me respondió muy amablemente cuando le pregunté por el tamaño de las amígdalas y demás ” Es un niño que no da ningún tipo de problema médico, alguna placa, jamás ha tenido otitis. Lo que me interesa es que continúe como hasta ahora, así de sanote”
    Buen post, merece ser difundido, y sobre todo me encanta la frase final.

  4. Juan y Amalia gracias por vuestros comentarios, pero el de los mocos de pequeño soy yo el sin adenoides ni anginas soy yo Jesús Martínez, Manolo habla los martes, ……¿.o no?.
    Esta esquizofrenia me empieza a preocupar. Soy Manolo o soy Jesús, no se….

  5. José dijo:

    A los mios, sinceramente ni se me ocurre llevarles al centro de salud cuando tienen mocos, que tonteria, yo también los tengo, pero si tengo una consulta y perdonad mi ignorancia:

    Tengo un hijo de 5 años que hace un par de años tenia un audífono en ccada oido, ocurrió que empezó a perder audición y ante esto le llevé al audioprotesista ( pensaba que algún audífono tenia problemas ), al mirarle con un timpano no se qué, vio que tenia moco ( este moco lo tenia acumulado en el oido interno ), es decir no le salia por la nariz.

    ¿ que es lo que se hace en estos casos ? ¿ el drenaje no es lo recomendado ? yo pensaba que era en este caso cuando se drenaba.

    • El drenaje como toda intervención tiene sus indicaciones, el problema como en casi todo es el abuso que se haga de la técnica. Por ejemplo la cesárea tiene sus indicaciones pero también ocurre que a la más mínima se abusa de la indicación y se corta por lo sano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s