Colecho

Es habitual que todo aquel que se crea investido de un mínimo grado de autoridad opine sobre todo aquello que le parezca opinable. Como si de un tertuliano televisivo se tratara, los pediatras damos nuestra valoración sobre cualquier tema que en el horizonte más o menos lejano tenga que ver con un menor de edad y lo transformamos en tema de candente actualidad pediátrica.

Cuando debe un bebe, un niño o un adolescente abandonar la cama de los padres es un tema que personalmente me preocupa muy poco, cada cual tendrá que valorar su cultura, sus creencias o su espacio físico disponible. Hablar de colecho en un chabola parece un tema  hasta chusco, por lo que vamos a hablar de un tema vano, para gentes que no tienen otra cosa más interesante de la que hablar.

Siempre se cita a los japoneses como cultura donde los niños duermen con los padres hasta los 5 o 6 años sin por ello sufrir más traumas que los que tienen por sociedad. Yo no conozco ningún japones y no dispongo de datos que contradigan o afirmen lo dicho y lo aceptado. En nuestra sociedad no me gustaría generalizar si es bueno o es malo, ni una cosa ni otra, sino todo lo contrario.

Parece quedar claro en los estudios y así se puso de manifiesto en el 8º curso de la Aepap que ya os he comentado, que el colecho tiene una serie de problemas en padres obesos, fumadores, consumidores de drogas o con historia de abuso de medicamentos, donde parece haber un riesgo evidente de aplastar al bebe o de asfixiarlo. Pero en el resto de la población, que es la mayoría no se puede unificar un criterio.

¿Qué llamamos colecho?

Que el niño duerma en la cama con mamá para poder tomar teta cuando le plazca, bien, pero la cama tiene 135 cm, entonces sobra alguien y como soy yo el que sobra, me molesta.

Que el niño duerma en la cama ya mayorcito y destetado con los padres, bueno ahora puede sobrar ella, pero….. no suele ser así, Ya me voy yo otra vez al salón.

Que duerma en la misma habitación que los papas pero en otra cama propia. No se, pero en mi casa no caben. Se requiere un espacio.

Mi cultura, mi educación me enseñó lo importante que es el destete y el despegarse de las faldas de mamá a una edad prudente, hacerse mayor y poder volar libre y salir de casa al cumplir la mayoría de edad. Si no educamos en la libertad, la autonomía personal y la autosuficiencia no conseguiremos ciudadanos librepensantes.

Pero solo es mi cultura o mi incultura, cualquier otra opinión es igualmente válida y únicamente es lo que a mi me enseñaron y he intentado enseñar.

24 comentarios en “Colecho

  1. Hola.
    En este tema hay muchas cosas opinables, sobre todo las culturales, pero la asociación que haces entre destetar pronto y tener ciudadanos librepensantes y autónomos no se sostiene. En nuestro caso, la cama también es de 135 cm y no sobra nadie.
    Si quieres echarle un vistazo a otra perspectiva del tema, mira .

    • Marta dijo:

      Yo sólo puedo aportar mi experiencia personal. Con mi primer hijo, Angel, tenía mucho cuidado de no acostumbrarle a la cama porque tooodo el mundo me decía que era malo. Con el segundo, Daniel, me he dejado llevar y he hecho lo que me ha dado la gana. Y no sé si es coincidencia pero Daniel es más mimoso, y necesita más atención que Angel.
      Quizá sea coincidencia, quizá no. Lo que tengo claro es que tomé una decisión y tendré que ver qué consecuencias futuras pueda tener, y actuar al respecto. Y no tendré a nadie al que echar la culpa.

    • Aurelio gracias por participar, tu mensaje ha ido directamente a la carpeta de spam, mi antivirus esta ultimamente un poco pijotero y supongo que el enlace que mandas de tu blog al ser muy largo ha debido de interpretarlo equivocadamente, ya lo he recuperado y publicado pero el enlace no lo consigo así que me permito ponerlo aquí acortado:
      http://bit.ly/hxMOh1
      Interesante tu articulo dices: “los bebés que duermen con su madre suelen mamar y los que duermen solos suelen tomar biberón.” No, los bebes que duermen con sus madres maman a demanda y los que duermen en su habitación, la mamá se levanta a darles de mamar o el papá se levanta a traer al bebé a la cama para ser amamantado como era mi caso.
      La cuestión esta en identificar el beneficiario de la medida realmente ¿es el bebe?¿Es el instinto de la madre?Es bueno para el nene, para la mamá o para el papá, hay tres actores en esta obra. Yo pienso que el colecho va encaminado a satisfacer a la madre por encima de intereses de la pareja o incluso del bebe. Cuestión que me parece muy bien todo sea dicho.

  2. Marta dijo:

    En mi caso entiendo colecho como: mi/nuestro bebé tiene 2 meses y no duerme sino me siente cerca, y dado que come cada 2/3 horas, le dejo dormir conmigo. Eso no significa que cuando las tomas se espacian más le mande a su cuna, aunque tenga/tengamos que levantarnos cada 3 horas a calmarle. Nadie dijo que ser padres fuera tarea fácil…
    Tomar decisiones al respecto de tus hijos es algo que tendrás que hacer muy a menudo. Cuanto antes empieces a entrenarte mejor que mejor. Y los responsables de ellos somos nosotros, no el pediatra/suegra/amigo.
    Sacas en el artículo un tema interesante… Por qué consultamos con el pediatra temas como el sueño, cómo bañarles, cómo cortarles las uñas??? Dónde se deberían tratar esos temas? Una amiga mía hace poco me comentó que una clínica privada organiza cursillos para padres… Es esa la solución??

  3. Al final lo que se pretende es lo que comentas Marta, cada padre y cada madre toma las decisiones para sus hijos y esa será la buena, sea cual sea la decisión. Lo importante es el hecho de tomar la decisión no la solución en si. Puedes informarte preguntando a amigos, familia o compañeros o incluso a un profesional, o hacer un curso pagando una pasta, pero al final Tú deberás tomar unas medidas y esas, serán las correctas.
    El niño a los 15 años sea mimoso o un delincuente no va a depender de si durmió con su mamá o si le dio teta a demanda, dependerá de muchísimas razones, pero sobre todo dependerá del modelo de vida que le hallamos enseñado con el ejemplo.

  4. Me gusta mucho que trates este tema que es además tan controvertido y comentado. Sobre todo que seas tan claro en tus opiniones. Yo igual que tu, no voy a decirle a nadie si me parece bien o mal lo que hacen o dejan de hacr, ya somos muy mayorcitos para decidir sobre nuestros actos y más sobre lo que queremos hacer con nuestros hijos.
    Lo que no me gusta tanto es cuando se da por zanjado lo que está bien o mal para la mayoría, cuando hay que entender q en temas como el colecho, la lactancia demanda, o mismamente el corte del pelo del niño, (por decirte un ejemplo) en cada familia hay unas circunstancias que hay que entender y respetar.
    Sigue escribiendo mucho!!!

    • Como padre, dentro de mi casa el colecho ha sido una buena alternativa para conseguir dormir noches completas. Desde luego no será esta la razón por la cual mi hija desarrolle o no conductas de mimada, quejica, cómoda o fracasada escolar.
      Por otra parte, Como pediatra no tengo ningún interés en decirle a nadie cómo tiene que criar a su hijo ni cómo, dónde o con quién debe dormir. Tampoco me interesa provocar sentimientos de culpa en los padres por seguir o no seguir una pauta determinada.
      Ya basta de que la pediatría, en nombre de la puericultura, se meta en asuntos que no le competen.
      Saludos…

  5. Escuela Gran Vía dijo:

    Un poco inquietante la rotundidad de la corriente/tendencia colecho. La mayor parte de los defensores lo hacen desde una postura tan firme y radical que no deja lugar a la duda. Y yo digo, si es tan positivo, si son tan evidentes sus ventajas, todo aquel que no lo practique dejará de beneficiar a sus retoños.
    Como cambio rotundo, al menos habrá que hacer algunas reflexiones.
    ¿Por qué es mejor?, ¿para quién lo es, para la madre, para el bebé, para los dos? En esta prolongación de la dependencia del cuerpo de su madre ¿se tiene en cuenta el derecho a la individualidad del psiquismo del niño?, ¿hasta cuándo hay que mantener esa dependencia?, ¿se contempla la necesidad de construcción del niño de forma autónoma?, ¿cuándo comienza esa construcción?, ¿cómo se le garantiza al bebé que esa tutela, que abunda en la dependencia, le va a hacer fácil su inserción en la vida escolar temprana que requieren, hoy, con su inexorable exigencia de autonomía?, ¿los condenamos a la contradicción?
    ¿Esta forma de crianza es ajustada y acorde a los tiempos que vivimos o es regresiva?, ¿es conciliadora con la vida laboral de las madres?, ¿después de la baja maternal, se le puede decir a una madre que lo mejor para su hijo es practicar colecho?, ¿es compatible con la actividad y desarrollo personal de la mujer del siglo XXI?
    ¿Esta forma de crianza pone cimientos para ciudadanos independientes?, ¿cuándo se desprenderá el niño de esa tutela física y emocional?, ¿seguirá la dependencia, que atrasa o anula su individualidad y espacio personal para hacer ciudadanos libres y pensantes autónomos?, ¿Interesa?
    ¿Cómo vive la pareja su relación personal?, ¿qué rol desempeña el padre?…
    ¡Inquietudes!

  6. martucha dijo:

    Puff, menudo tema, en la red corren ríos de tinta a veces con sangre sobre esto y el tema de la lactancia materna.
    Estoy de acuerdo en que cada casa se decidirá en función de muchos factores, creo que es bueno tener un pediatra al que poder preguntar con confianza, no porque sea experto en ese tema, sino por su relación con un montón de niños, un punto de vista más.
    En mi caso, el tema creo que ha sido un poco ir solucionando según se va planteando. Con mi hijo mayor, al empezar a trabajar tras la baja maternal y vacaciones, le pasamos a su habitación y estupendo. Ahora, cuatro años y medio después duerme en su cuarto tranquilamente, pero está pasando una fase en la que se despierta mucho por la noche, a veces llorando, a veces no. Lo tranquilizo, pero si está muy nervioso le llevo a nuestra cama. Creo que está pasando una racha.
    El pequeño, casi de diez meses, pues el mismo sistema, pero… se despierta mucho por la noche, llora por el chupe, te levantas un montón de veces, despierta a su hermano etc… Rectificación, cuna otra vez a nuestra habitación, estiras la mano, le pones el chupe y a dormir, sólo se oye el quejidillo inicial, todos descansamos mejor. No sé cuando le sacaremos de la habitación, ¿en verano?, pues no sé, si empieza a dormir más del tirón se probará…
    Me gustaría, ya que tratas asuntos bastante cotidianos y útiles, que comentaras en alguna entrada el compartir habitación con el hermano. Aunque tenemos tres habitaciones me gustaría que de pequeños la compartieran, yo lo he hecho con mi hermana y ha sido una buena experiencia. No sé, este niño que da tantos saltos en el tiempo ¿tiene un hermano?. ¿Es bueno, malo o indiferente?, ¿favorece su vínculo?, ¿les hace muy dependientes?. No creo que mis padres se plantearan esto y a mí me fue bien pero… ya sabes, otros puntos de vista o el mismo.

  7. Gracia por los comentarios, pero veo demasiadas preguntas y pocas respuestas. Una cosa esta clara los pediatras no somos quien para meternos en todos los fregaos, la escuela tampoco porque solo hace preguntas y ni unos ni otros tenemos soluciones categóricas (menos mal) porque probablemente no las hay. Resultado los padres como Marta o Martucha siguen haciendo también muchas preguntas.

  8. Olga Pereira Arce dijo:

    Ya que hablamos de dependencia o comentaré que yo colecho con mi hijo desde que tiene año y medio, dos años. Antes no lo hice porque no tuve la necesidad, aunque su cuna siempre estaba pegada a mi lado de la cama y mi mano siempre solía estar en contacto con mi hijo. Creo que es muy fácil aventurarse a decir que colechar impide crear ciudadanos librepensantes, yo creo que habría que hablar con personas mayores que hayan colechado con sus padres y ver qué grado de autonomía o dependencia tienen. Otra cosa es, por qué vemos mala la dependencia?? Yo creo que un niño hasta los tres años tiene que ser dependiente, en mayor o menos medida, cada niño es un mundo, pero lo veo natural. De los tres a los 6 esa dependencia debería ir disminuyendo. Mi hijo duerme con su padre y conmigo en la cama, con tres años y medio y creo que nadie que nos conozca puede decir que mi hijo no sea un niño feliz y sano, o que sea dependiente y mimado. Por otra parte nunca me han preguntado en el médico con quien duerme el niño, me han preguntado si duerme de tirón. Una sola vez me preguntaron si ya lo había pasado a su habitación y contesté que colechábamos, nadie comentó nada la respecto, aunque ya tenía yo en la cabeza varios estudios que poner sobre la mesa en caso de críticas, un pediatra no creo que deba opinar sobre dónde y cómo duerme el niño (a no ser que el niño corra peligro como en padres obesos, ingesta de alcohol, fármacos…) entonces debe informar de los riesgos. A veces la gente que nos salimos del tiesto a la hora de criar, ya sea por dar pecho a demanda, colechar, no escolarizar, no pegar etc, parece que estamos a la defensiva con según qué temas y esque de verdad, vivimos cuestionadas cada minuto del día porque cuando tienes hijos puede opinar desde tu familia, hasta la señora que te encuentras en la panadería. Un saludo.

    • Me ha gustado tu mensaje Olga, gracias por participar. Tienes mucha razón en lo que dices, me permito destacar dos puntos.
      “desde que tiene año y medio, dos años. Antes no lo hice porque no tuve la necesidad” A eso me refería yo en mi articulo la necesidad o el beneficio no es para el niño o surge desde el niño. Colecho, apego y otros terminos de modernidad son necesidades maternas o paternas, alguna vez de los dos, pero no surgen del menor que demanda a gritos independencia.
      Y el otro punto que me ha puesto los pelos de punta y no tengo, es tu coletilla casi final. “A veces la gente que nos salimos del tiesto a la hora de criar, ya sea por dar pecho a demanda, colechar, no escolarizar, no pegar etc,” A todos nos gusta salirnos del tiesto y mostrarnos únicos ante la sociedad y ante nosotros mismos, nos da personalidad y nos permite jugar con temas menores o mayores, pero siempre sin cruzar la linea de la legalidad y hoy en día la ley dice que no escolarizar es ilegal. En el resto de la frase te doy la razón hasta en el etc….

      • Olga dijo:

        Siento contestar tan sumamente a destiempo!!!
        Jesús, la pruimera frase fue un error mío. Quería decir porque no TUVO necesidad (refiriéndome a mi hijo). Si mi hijo hubiera llorado estando en la cuna, pegada a mi cama o no hubiese dormido bien lo habría pasado a mi cama sin dudarlo. Fue él mismo el que pasó a nuestra cama, que parece, según tú, que obligamos a los niños a dormir con nosotros.
        Respecto a lo de salir del tiesto mira, yo no crío a mi hijo de esta manera por moda, ni por mostrarme única ante la sociedad. Me parece casi un insulto porque mi hijo es demasiado importante para mí como para hacer una comparación así!!! Yo crío así porque es lo que me pide el cuerpo, el instinto y porque es donde toda la familia nos sentimos cómodos.
        Respecto a lo de escolarizar, te diría que te informes mejor. Primero no estoy incurriendo en ninguna ilegalidad porque mi hijo no está en edad de escolarización obligatoria (que es a los 6 años) y segundo no es ilegal, es alegal, que no es lo mismo. Hay muchísimas familias en España que educan en casa, hay una asociación constituida y muchísimas sentencias favorables a las familias que educan en casa. Además, el bienestar y la calidad de enseñanza para mi hijo no pasa por una ley, lo siento, pero como he dicho mi hijo es demasiado importante para mí.

  9. Marieta dijo:

    Tengo 30 años, soy española, por circusntancias laborales vivo en Canada. Os cuento mi experiencia, yo coleche con mis padres hasta los 6 años, era una niña muy inquieta, que me costaba horrores dormirme, y me daba miedo quedarme sola en la habitación. Simplemente creo que no estaba preparada para dormir sola. Hubiera sido mejor dejarme en la habitación llorando como una loca muerta de miedo? Yo creo que no. Además yo no he sido una niña caprichosa y dependiente, porque la educación de una persona no depende de si ha colechado o no ha colechado. Además tengo que decir, que me fui de mi casa a estudiar con 17 años. Y que tengo la suerte de decir que he tenido una infancia buenísima. Con mucho respeto y cariño. Eso no quiere decir que mis padres no hayan sido firmes cuando lo han tenido que ser.

    Saludos

  10. Marieta dijo:

    Aaayyy!!! Perdón por lo mal redactado que esta, es que tengo a mi peque al pecho!!! Con el que por cierto no colecho, porque no le gusta. A los 7 meses lloraba como un descosido.

    • Muchas gracias por participar y desde tan lejos. Interpreto que el colecho en tu caso comienza como una solución desesperada de tus padres ante tus miedos, e interpreto que la solución fue la buena, pues genial. ¿Ahora piensas, que la personalidad que tienes, emprendedora y libre es por el hecho de haber dormido con ellos? ¿O, es más bien un pequeño trauma el no haberlo superado por ti misma?.
      No me contestes, solo es una forma de intentar darle la vuelta a un razonamiento tan interesante como el tuyo para volver al hilo de mi idea original:
      Da igual, si es satisfactorio para uno, dos y el resto acepta, o para los tres, seguro que es bueno. Y ya lo diga un catedrático en pediatría, un “experto”, un fundamentalista o quien lo diga, ES BUENO para vosotros y no es exportable si uno, dos o los tres opinan que no es bueno.

  11. Marieta dijo:

    Un pequeño trauma?? Jjajajajaja. De verdad crees que me puedo culpar o que alguien puede culpar a una niña de 6 años de tener miedo por las noches? Se puede culpar a una niña de 6 años por no superar sola algo? Jesus mi personalidad, no la ha forjado el colecho, mi personalidad la ha forjado una educación basada en el respeto y en el amor. Todos estos factores (y otros por supuesto), han forjado una persona, emprendedora, libre, segura de si misma, ojo también con sus defectos.

  12. Marieta dijo:

    Otra cosa Jesus, es muy importante respetar, es decir, por ejemplo, mi hijo, no quiere ni ver el colecho, jajajaja!! Se agobia y empieza a llorar, por lo que nosotro no le obligamos, no hay necesidad.
    Saludos, por cierto, interesante debate.

    • Todo un placer tus comentarios Marieta, con mi hija no había manera ni cuando estaba enferma, la cantidad de patadas que podías recibir en los riñones superaba cualquier espectativa.
      Espero volverte a leer, un lujo, gracias.

  13. ILECARA dijo:

    Hola, Jesús, ante todo enhorabuena por este blog que he descubierto hace poquito y que intento seguir a menudo.

    Ufffff. Qué tema más….polémico ¿no? La verdad es que creo sinceramente que cada uno tiene que seguir su ‘instinto’. Cuando tienes un hijo todo el mundo se permite el lujo de opinar sobre TODO lo que haces o dejar de hacer. La inseguridad lógica de unos padres primerizos hace que estas ‘opiniones’ se conviertan en normas contradictorias que es imposible seguir y dejan a tu ‘instinto’ a la altura del betún. Para mí sí que es importante lo que tenga que decir el pediatra de mi hij@. Porque si no estuviera a gusto con él, con su forma de tratar a mi hij@, o con la forma de tratarnos a nosotros, tened por seguro que ya me habría cambiado vamos al 2º día. No tengo que estar de acuerdo con él en todo (¡faltaría más!) pero vamos que valoro su opinión y me gusta que me dé consejos incluso cuando se los pido. Colecho sí, o colecho no…..yo los primeros meses lo hacía porque me resultaba más fácil y después no porque también me resultaba más fácil.

    Por cierto me encanta la frase “Si no educamos en la libertad, la autonomía personal y la autosuficiencia no conseguiremos ciudadanos librepensantes”. Aunque no creo q tenga q ver con el colecho la verdad.

  14. Marieta dijo:

    Hola de nuevo Jesus, yo pienso que no hay soluciones universales, cada uno su verdad o su solución. En mi caso el colecho fue una solucion. Mi hijo no lo consiente, pero es que creo que tampoco lo necesita.

    Lo que si te digo, que olvide comentarlo, es que bajo ningun concepto un papa tiene que sobrar. El colecho, que para eso significa compartir lecho, no sobra nadie, para eso hay camas que se adosan a las de matrimonio, y asi nadie sale ni pateado ni sobrado, jajajaa

    Un placer debatir con vosotors.

  15. cristina dijo:

    mi hija tiene 15 años y duerme con su papá. esta bién? Tiene sus arranques y duermen juntos. ella no quiere que me acerque a él. yo duermo en la sala o en la camita…….que hago????

    • Disculpa Cristina por tardar en contestar, no quería darte una respuesta sin meditar. Esta web no ofrece respuestas a casos concretos, que deberías consultar con tu médico o con tu abogado. El colecho es una actitud personal y convenida que habitualmente se limita a la primera infancia. Se me ocurren varias pregunta que deberías responderte, ¿Qué opina el papá, lo consiente y fomenta?¿Hay relación sexual?¿Sabe lo que tu sientes?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s