Despertad, indignaos, luchad

Primero se llevaron a los negros,
pero a mi no me importó
porque yo no lo era.
Enseguida se llevaron a los judíos,
pero a mí no me importó,
porque yo tampoco lo era.
Después detuvieron a los curas,
pero como yo no soy religioso,
tampoco me importó.
Luego apresaron a unos comunistas,
pero como yo no soy comunista,
tampoco me importó.
Ahora me llevan a mí (funcionario) pero ya es tarde.

Bertold Brecht

Un primo andaluz batallador, de esos andaluces que llevan 36 años en Cataluña me manda el poema de Brecht, un clásico. Es bueno recordar en estos tiempos que no estamos solos, que las cosas no ocurren porque sí, que si al vecino le va mal probablemente algún día pueda ser al revés. Están los catalanes luchando por su sanidad pública, enfrentandose a recortes y cierres, en un deterioro progresivo de uno de los pilares del estado del bienestar.

Yo como no soy catalán y no me gusta el barsa, pues que les den. Aunque soy de madrid pero no me gustan los maestros, pues que les den. Pero algún día les tocará a los médicos interinos madrileños y ¡ojo! yo soy uno de ellos y tengo 52 años, el paro y yo no nos llevaríamos bien.

Cuando el problema es de ellos, miramos a otro lado, no es necesario que sea negro o marginado, sanitario catalán o maestro madrileño, la cuestión es que cuando lo tengamos encima no tendremos tiempo de reaccionar. Su problema es el nuestro, nuestra obligación es hacerlo visible, intentar despertar del letargo consumista en el que nos encontramos, porque en algún momento nos faltará y nos quejaremos amargamente de la poca solidaridad de nuestros vecinos, ahora somos los vecinos y nos están pidiendo ayuda.

Despertad, indignaos, luchad, no está todo perdido, se puede recortar de aquí o de allí, ellos los que tienen el poder no van a recortar de lo suyo, tendremos nosotros que recordarles de donde deben provenir los ahorros y donde se pueden parar despilfarros. Son de frágil memoria y día a día hay que recordarles, que no, que las facturas de sus borracheras de poder no las pueden pagar los asalariados de por sí mal pagados, que sus orgías de avaricia no pueden pudrir el futuro de los nuestros.

Despertad, indignaos, luchad, hoy son otros pero mañana seremos nosotros, nosotros y ellos somos lo mismo, el futuro se acerca.

4 comentarios en “Despertad, indignaos, luchad

  1. Marta dijo:

    Puffffff. No te parece que predicas en el desierto?
    Pero si vemos al vecino de al lado con inundaciones en casa y no nos inmutamos. Y pensamos, “Buf, qué marrón. yo a mi casita, calentita… Y que no me vea, no vaya a ser que me pida ayuda…”. Hasta que se nos inunda la nuestra…
    Caso Real y Cercano: la empresa les han dejado de pagar la comida a los que no son de plantilla (subcontratados por ETT, en algunos casos subcontratados desde 12 años).
    Así que se la tienen que pagar ellos y a fin de mes deben pelear con su ETT que les paguen el dinero adelantado.
    Y los que somos de plantilla, como no nos afecta, decimos: pobrecillos, qué pena….
    Yo hay días que no creo en nada. Hoy es uno de esos días…

  2. Pues yo si creo,
    Creo en una ideología sanitaria.
    Mi idea es la de una medicina pública de calidad basada en la atención primaria con una gestión de recursos suficientes para controlar el 90% de los problemas médicos que sucedan en la población.
    Que además utilice como forma de comunicación la humanidad, y como vía, cualquiera incluidas las nuevas tecnologías de información y comunicación y las redes sociales
    He visto a la gente empezar a movilizarse.
    Si no qué es el movimiento 15 M, qué es el movimiento anti-wall street.
    Es cierto que lo han conseguido parar.
    Pero es cuestión de tiempo.
    Desde nuestro sillón poco podemos hacer salvo denunciar.
    Con huelgas en las que el personal que trabaja en servicios mínimos es mayor que un día de trabajo diario, tu dirás.
    ¿Sabéis al final quién va a decir basta?
    La población, que se va a dar cuenta de lo que tenían y le han quitado.
    Aunque tengamos que esperar unos años.
    Eso sí.
    Un abrazo.

    • Marta dijo:

      Ojalá sea así, ojalá. Espero que la población no se duerma, y no se acomode.
      Porque hoy en día todos tienen/tenemos acceso fácil a la sanidad y educación privada, y hay algunos, entre los que no me cuento, que no hacen ascos, y no entienden lo que significa no mantener una sanidad y educación pública de calidad….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s