Mis faceboritos (8)

Pretendo continuar con este, una serie de artículos resumiendo lo ocurrido en la quincena en el grupo de facebook del mismo nombre que este blog. Semanas del 27 de enero al 9 de febrero.  Se incluye un resumen de lo que más me ha gustado, el resto no es que no me guste es que ha recibido menos “me gusta” del grupo, temas y frases resumidas porque en facebook desaparecen por abajo a los pocos días en cuanto se incorporan otros temas candentes.

Estos resumenes los empezaba siempre con las cifras del aumento que se produce en numero de participantes, hoy no quiero dar importancia a la cantidad que han sido 100 más, sino a la calidad, los que seamos hemos mejorado, estamos madurando como colectivo y nos consideramos más instruidos todos los participantes. Yo reconozco aprender día a día mil cosas y como alguien dijo, no te acostaras sin aprender algo nuevo yo podría acostarme otra vez ya a las nueve de la mañana.

Ruben García nos acercaba este fin de semana pasado la noticia que apareció en prensa sobre la muerte de una activista por el parto en casa, precisamente al parir en casa su segundo hijo, una complicación quiso que no pudiera salir adelante ella aunque si el bebe. Entiendo el parto como un proceso natural, no como una enfermedad de riesgo, entiendo que se ha medicalizado demasiado, pero conozco los problemas y los riesgos de un parto digamos atravesado, han proliferado las episiotomias y las cesareas solo por medicina defensiva, soy fan de la modernidad me gustan los avances, pero como en todo me gusta estar a la última pero utilizo la penultima por prudencia. Dar a luz naturalmente se puede hacer en cualquier sitio y probablemente el hogar sea un sitio adecuado cuando todo va bien, pero a mi me enseñaron en mis libros y he visto en la experiencia que a veces no va bien, la evidencia dice que la casa no es un mal sitio, pero que las pequeñas complicaciones se convierten en graves existiendo un incremento de digamos….. problemas.

Para un médico con una educación clásica como la mía es un tema que me chirría, me parece un retorno al siglo dieciocho o principios del diecinueve donde la mortalidad materno-infantil era abrumadora, pero me gusta ser tolerante y no participé en el debate hasta que sucedió lo que tenía que suceder en estos temas. Se montó la bronca, sensación de ofensas e insultos por todas partes, comentarios violentos que incomodaron a muchos y una sensación extraña de haber perdido el norte con temas además no propios de la pediatría, fin último de este grupo.

Cuando intervine pude dar la sensación de estar de parte, no fui absolutamente imparcial y así lo expresé, no me ha gustado nunca ser frío en los debates, me gusta dar mi opinión, a lo mejor no valgo como moderador pero prefiero ser animador con opinión.

Cuando se tratan temas donde la ciencia fría y los estudios basados en la evidencia se ven alterados por creencias, vivencias, religión y el cierto anonimato que te da un teclado, se generan discusiones y comentarios vehementes en pro y en contra. El mejor ejemplo el aborto, ¿hablamos de aborto a ver la que se lía? pero hay otros muchos temas que pueden crear polémica y que afectan a madres, niños y pediatras como el parto en casa, la lactancia prolongada, el colecho, el apego, el porteo etc… conforman todo un paquete de tendencias y se les ha llegado a dar el nombre de ecomadres, termino que no me gusta nada personalmente porque es erróneo y yo diría que ofensivo. Existen madres radicales que siguen a pie juntillas y de forma beligerante todo lo que conlleva y otras la mayoría, insisto la mayoría solo una parte a gusto de cada una.

Hay múltiples foros muy interesantes para debatir estos temas con pasión y sobre todo con mucho más conocimiento que el que puede ofrecer un grupo de pediatras de formación como decía clásica.

Así nos gusta ser y así nos gustaría seguir siendo, alguna madre no se sentirá a gusto, lo siento mucho, quizás no es su sitio este y debe buscar los halagos a su postura en otro sitio, aquí nos vamos a centrar en el niño, sus problemas y sus contingencias.

Decía en tono de broma que las madres y los padres son un daño colateral en esto de la pediatría. A mí me interesan solo y únicamente los niños, los problemas y avatares de las madres mientras no afecten negativamente al niño ni se, ni me interesan en exceso, como soléis decir, los hombres solo podemos atender a una cosa, yo a los niños, no me da para problemas de madres.

No se si queda este artículo un poco a modo de toma de postura, quizás si pero por lo que podéis leer en el grupo poco a poco se va creando lo que llamaríamos una linea editorial, nos hemos hecho amigos de los mocos y de las toses, no nos gustan por ineficaces los mucolíticos. No nos gusta porque no tiene utilidad la homeopatía, nos oponemos a medicar excesivamente a un niño y menos para tranquilizar a los padres, si un padre se quiere tranquilizar no recomendamos un jarabe al niño, recomendamos tila a los padres. Denunciamos siempre que podemos el abuso de antibióticos y productos no demostrados o no seguros en los niños. Ah y tampoco nos empeñamos en que coman a toda costa.

Somos fans de los niños y declaramos protegerlos y mimarlos.

7 comentarios en “Mis faceboritos (8)

  1. Paula Rodriguez dijo:

    Por eso soy una fisburcita, fans del médico de mi hijo. Por estas reflexiones tan generosas y bien argumentadas. Mas de una vez te he dado las gracias Jesús y espero que estos debates intensos no te merme la ganas de seguir colaborando, y a las demas seguir opinando, sobre todo porque algunos papis ( yo por ejemplo) ya hemos aprendido a no tomar ni siquiera la tila, porque tenemos confianza. En la vida tiene que haber de todo para que funcione.

  2. Noelia dijo:

    Ojala hubiera sabido expresarme asi. Gracias Jesus, Yo si me siento comoda y siento a parte del grupo como de la familia, con unos hablo de enseñanza , con otros de los hijos, con otros de los miedos que a veces tenemos los padres, aprendo cada dia algo nuevo, y me enriquezco ademas como persona. Gracias a ti y a todos los compañeros sean del bando que sean ( profesion) por asisitirnos y ayudarnos en nuestras dudas…..
    Ayer sin ir mas lejos Marisa Moya se me ofrecio para ayudar si hacia falta e informar a la profe de mi hijo sobre las PDI puedes creerlo??? Tienes un grupo lleno de gente grande, y con ellos quiero hacerme yo tambien asi, GRANDE.
    UN Beso

  3. Estupendo, Jesús.
    Yo no me he querido meter en los fregaos que se forman cuando saltan esos temas “espinosos”, cargados de ideología y con poco (o nada) de evidencia.
    La blogósfera es enorme, facebook es enorme y, de momento, seguimos en democracia. Si algo no nos gusta del grupo, lo más fácil es salirse de él y ya, pero no caer en discusiones en la que al final nadie se pone de acuerdo y en las que todos tenemos nuestra parte de razón.

  4. Marisa Mira Pina dijo:

    Coincido bastante contigo, aunque creo que a veces, independientemente de las posturas que se tengan –colecho sí o no… etc– son las actitudes con las que se defienden las posturas, la necesidad de demostrar que la opinión de cada uno es la VERDAD y de tener razón a costa de lo que sea, aunque sea perdiendo el respeto. También a veces a todas nos falta saber que una retirada a tiempo es una victoria, por lo menos para los nervios de la que se retira, y darnos cuenta de que no nos puede molestar tanto lo que nos dicen y luego no darnos cuenta cuando le faltamos el respeto a otro o intentamos crucificarlo, considerándole el culpable de todos los pecados del mundo. De todas maneras, yo creo que lo que ha pasado ha servido para bien porque ha rebajado el tono y se ha conseguido llegar a un acuerdo de mínimos que nos hace convivir. Creo que para eso tu mediación ha sido fundamental. En fin, que gracias!!

  5. Isabel D. dijo:

    Estaba deseando llegar y leer este artículo. Quería ver por dónde iban a ir los tiros. Estos últimos días han sido crudos y salir airoso del tema era dificilillo, pero lo has conseguido. Lo has dicho “alto y claro”. No se puede expresar mejor.
    Coincido en la finalidad del grupo, y hoy, con el día que he tenido, también comparto la opinión sobre “los daños colaterales de los niñ@s”.
    Por cierto, no comenté tu artículo ” tristeza”. Estaba muy liada. Yo no capté que el sentimiento de tristeza fuera tuyo. Lo interpreté de otra manera. Fue un post diferente, con otros matices. Me encantó.
    Es arriesgado el compromiso de publicar uno o dos artículos semanales. Saber que tienes muchas personas, que los esperan. Te estás superando.
    ¡¡Enhorabuena!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s