Mi padre

muppets-viejos

“Cuando éramos jóvenes, tu madre y yo, salíamos a pasear por el pueblo con la que entonces se convertiría en mi suegra. Caminaba por la carretera cinco pasos por delante y de vez en cuando se giraba para ver como la seguíamos y si la conversación bajaba de volumen o guardábamos silencio volvía a mirar para escudriñar qué ocurría, como si el silencio de las palabras presagiara un roce de labios o una mano furtiva. Arriba y abajo recorríamos la carretera hasta que la hora marcada terminaba la tarde.

Mil y una treta inventábamos para parar entre farola y farola donde la luz decaía para robar una mano o inventar una caricia, al llegar a la casa prolongábamos el tiempo a través de la verja hasta que la voz de tu abuelo sonaba al fondo de la casa reclamando el final.

Ella murió hace años, demasiados, desde entonces vivo solo, no recuerdo el día que es hoy ni siquiera el año o el presidente del gobierno que usted, doctora, me pregunta, tengo hijos pero a veces se me olvidan sus nombres y tengo bastantes nietos y nietas”.

¿Como se llamaba su mujer, Jesús?…

Tras unos largos, larguísimos segundos, Jesús agacha la cabeza y los ojos se inyectan, las lágrimas afloran y a duras penas balbucea un no sé, no me acuerdo, el llanto se hace evidente…

Tranquilo, no se preocupe Jesús…

Con un nudo en la garganta alguien le susurra la respuesta y aliviado mira al cielo buscando a su compañera tantos años…

”Perdona, Luisa que te haya olvidado”

Publicada con el mismo título en el Huffington Post el 1 de Noviembre de 2013

Un bloguero entre periodistas

apple

En mayo de 2010, hace ya una eternidad, salió a la luz el primer artículo mío publicado en un medio visible, un blog, mi blog. Antes jamás había escrito 3 palabras juntas, salvo a mi novia en su momento por carta manuscrita, papel y sobre con su sello de correos correspondiente. Una vocación tardía.

Siempre como un fisgón en las redes, pero sin salir a dar la cara. Desde entonces, el blog, Twitter, Facebook y cualquier servicio de Internet con mínimo predicamento tiene una cuenta mía. Hasta que un día, hace más de un año llegó una llamada de Monserrat Dominguez para ofrecerme participar como bloguero en un medio digital que iba a salir y que se llamaría el jufinton, o no se qué.

Estos tres años y medio de visibilidad en las redes me han hecho cambiar; mi mujer me lo repite con frecuencia y yo ahora lo admito. Tengo una imagen pública con cierta influencia, muestro una opinión y una credibilidad, me creo con una obligación ética ante tanta infoxicación y es evidente que hay un futuro por decidir.

Influencia, Credibilidad, Infoxicación y futuro de la blogosfera sanitaria, así se titula la mesa redonda a la que me han invitado en el congreso anual de ANIS (Asociación Nacional de Informadores de Salud), una de las asociaciones sectoriales más potentes dentro de los informadores. XI Congreso que se celebra en la ciudad de Valladolid bajo el título de un Congreso de Cine los días 25 a 27 de octubre y que viene a coincidir con la Seminci, Semana internacional de Cine, de ahí el nombre tan bien escogido.

¿Y qué hago yo allí? ¿Qué hace un bloguero hablándole a periodistas? ¿Qué puede aportar un aficionado al mundo de la divulgación sanitaria y de salud?perrosygato

Desde que caí en este mundo de comunicación, mi obsesión ha sido divulgar, traducir el lenguaje médico, a veces inentendible, a mi población, poner en palabras de la calle todo un argot científico y abigarrado. Como pediatra mi diana son los padres con los que debo de poder entenderme en un lenguaje apto para todos, tratándolos como legos en la materia, no como retrasados, un lenguaje comprensible pero que no ofenda la inteligencia de nadie. Para ello se deben crear mensajes consistentes, responsables y creíbles, bien explicados sin autoritarismos dando las razones del por qué de tal o cual recomendación, en fin empoderando a los padres para que sean ellos los que tomen decisiones sabias en salud.

Los informadores o divulgadores deben poseer una credibilidad, que debería llegar por su buen hacer y su ética, pero ¿quién está detrás del informador? ¿Quién le paga? ¿Se debe a una empresa que paga su sueldo? ¿Es comunity manager o es un bloguero independiente? ¿Quién nos certifica? ¿Hay independencia absoluta? En la información en salud nos preocupa y mucho quién avala la pretendida información, quién pretende bajo mensajes bien intencionados medicalizar la infancia generando la sensación de que todo tiene que tener una solución, todo síntoma infantil debe obtener una respuesta, medicamento, placebo, engaño, terapia más o menos fraudulenta, lo que sea, todo se encuentra en el mercado, todo va avalado por 7 de cada 10 profesionales, o por la asociación de profesionales al uso.

A los que nos llamamos blogueros independientes nos gusta huir de la publicidad y la mercadotecnia y solemos emitir mensajes basados en evidencia, ciencia y experiencia, y así nos va, que no vemos un duro -labor altruista que el único beneficio que obtiene es el placer de poder ir a compartir conocimientos con otros profesionales, en este caso periodistas de salud-.

Como a los periodistas si algo se les supone es su sabiduría para hacer buenas preguntas e indagar en la materia a tratar, hablaré poco, una breve presentación y ponerme a disposición de las interesantes preguntas que espero que sean muchas y generen un debate ameno.

Por cierto la mesa se celebra el domingo a las 11,30 de la mañana moderada por el gran Fernando Comas el de Pharmacoserias y como compi en la mesa Lucia Arroyo del videoblog Qué me das para…

En el programa viene incluido aunque no lo ponga, ver el clásico de fútbol Madrid vs Barsa y comer lechazo y buen vino de Ribera de Duero con el amigo Javier Macías afamado pediatra pucelano y miembro cofundador del grupo El médico de mi hij@

Rafa Pardo ha escrito una novela #manuscritoabuelo

rafa

Click en la imagen

Mi amigo Rafa Pardo ha escrito una novela, reconozco que estoy emocionado, conozco amigos virtuales de estos de la redes sociales que han publicado libros y con gran éxito, como  Ana la doctora Jomeini o Fátima La mamá en Alemania, pero en persona a ningún escritor y si encima es amiguete, pues entonces reconocerme que la emoción es mayor.

Además lo que tiene de bueno es que no es de pediatría, ni siquiera de medicina, que es lo único que leo últimamente, es sobre lo que pasó a su abuelo y unos papeles que se encontró de él, bueno él no, según dice, a un amigo de un amigo que una vez tuvo un problema que yo que sé y que se llama Ramón Camps, no se yo si no tiene algo de autobiografía, novela de violencia, muerte, sexo e intriga envuelta en la Barcelona del siglo pasado.

Aquí os dejo una sinopsis para ir abriendo boca, se titula:

El manuscrito de mi abuelo

Pues resulta que su padre desaparece en extrañas circunstancias y él, afamado informático y experto en esto de las redes sociales, inicia con la lectura del manuscrito un periplo que le llevará a cambiar su vida y sus relaciones (esto no hay pareja que lo aguante en la vida real) así que sus relaciones con las mujeres de su entorno van modelando un relato que te atrapa desde el primer momento.

Rafa me mandó un archivo que empecé a leer pensando que quería mi opinión inexperta y me enganché a la historia y cuando me doy cuenta solo me había mandado 40 páginas,

Extracto de la novela

el resto me lo he tenido que comprar aquí en Amazon para mi lector de ebook ya que no podía esperar al día 4 de noviembre para verlo en papel. Me lo compraré también en libro para guardarlo, esto es por las prisas y porque es barato. Me gusta el libro de papel.

Felicidades Rafa Pardo me ha encantado, ya tengo un amigo escritor de éxito. Un premio literario bien pronto, seguro.

Puedes seguir los comentarios y críticas a la obra en twitter con el hashtag #manuscritoabuelo

Yo también voy a Vídeos y Salud #videosysalud

Cuando uno pretende ir a un curso tan interesante como la tercera edición de Vídeos y Salud, la mejor manera de comunicarlo es con un video y con nuevos proyectos que presentar.

Salvador Casado, organizador entre otros del evento, me escribió recordándome que la pediatría dospuntocérica no debía estar ausente de tan destacado y multidisciplinar evento, así que me puse manos a la obra y pensé que sería el mejor momento para aprender algo sobre vídeos y poder sacar adelante un proyecto que tengo en mente desde hace tiempo.

El médico de mi hijo ha evolucionado desde este modesto blog a otras formas de transmitir mensajes de salud, Pediatic fue uno de ellos, ahora en preparación para lanzar el segundo encuentro Pediatic que muy pronto verá la luz. También, la joya de la corona es el magnífico grupo de facebook con más de 7.400 participantes en este momento. Apariciones en prensa online y escrita en los últimos tiempos nos llevan a evolucionar y querer presentar nuevos proyectos. Este último que os cuento se trata de un canal de tv online donde se podrán ver cortos, microcortos, entrevistas grabadas, directos, eventos y todo lo que los 7.400 miembros de la comunidad el médico de mi hijo decidan colocar ahí. Los hilos de facebook se quedan cortos, ahora pasaran también a un formato de imagenes en movimiento, con un lenguaje diferente, de la comunidad, para la comunidad.

Madres poniendo correctamente los aerosoles al niño, o quitando piojos, o cuidando del bebé febril, o entrevista a este u otro afamado pediatra o psicólogo o…… mil cosas que se nos irán ocurriendo a todos.

Espero que os guste, ¡Ah!  espero saber cómo hacerlo, para eso me voy el 8 de junio de 2013 a Granada al tercer encuentro vídeos y salud.

imagenjornada

El arte del avestruz o ahí os quedáis

Soy un cobarde, lo admito. Las vacaciones veraniegas, mientras las tengamos y no las prohíban deben usarse en beneficio propio, si, propio de cuerpo y alma. Tengo amigos médicos o enfermeras que aprovechan su mes para irse a echar una mano a África o la selva más recóndita del mundo con su Ong favorita, al fin y al cabo se hace un gran bien local, pero sobre todo lava nuestro alma para poder seguir mirándonos en el espejo un año más.

Otros amigos viajarán lo más lejos posible según las posibilidades de  su cartera, para luego poder presumir de un gran viaje o de una experiencia única y competir con el vecino que no llegó a Cuenca, al fin y al cabo beneficio propio.

Yo no voy a hacer nada, buen comer, buen beber, mejor dormir y disfrutar de mi entorno con la vista puesta en 5 o 10 metros a la redonda, nada de telediarios, ni prensa, ni redes sociales, nada de primas, ni noticias, ¡que les den!.

Espero que a mi vuelta esté ya la revolución terminada.

Espero ver un nuevo gobierno que no mienta, pero al que no votaré por estar ausente, da igual, se ha demostrado que no gobiernan, sólo cumplen órdenes de otros poderes ocultos y son capaces de tragar sapos con tal de seguir en la silla. Me gustaría ver arrepentimiento en el que robó y devolvió el dinero integro, no el 10% amnistiado. Yo si le amnistío señor ladrón, pero devuelva todo el daño que hizo, no le quiero en la cárcel, le quiero trabajando para resarcir su mal. Me gustaría a mi vuelta que los productos de lujo de verdad, joyas, coches de alta gama, etc.. pagaran un 33% de iva, y no el cine o el teatro. Tasas por movimientos de grandes capitales y no por estudiar FP. Que mi amiga Ana, jubilada ya, recupere su dinero estafado en preferentes. Que no haya más desahucios mientras se pueda negociar una alquiler social. La escuela y la sanidad, pública y de la mejor calidad, si no saben como hacerlo, pregunten, nosotros los maestros y los sanitarios podemos aportar soluciones.

Vayan haciéndolo ustedes solos, que cuando vuelva de vacaciones quiero verlo todo arreglado, sino es así, en otoño tendremos que marchar sobre el Congreso para exigir que lo cumplan. ¿Por cierto, por qué lo tienen tan blindado estos días?¿se piensan que una marea indignada y pacífica no puede tumbar cuatro vallas? El agua de la playa no necesita de violencia para alisar los castillos de arena. (seguro que esto lo dijo algún pensador pero no se dar la cita)

¡¡Ahí os quedáis!!

Medicamentazo o quiero y no puedo

Ayer durante la primera parte del partido de semifinales de la eurocopa que enfrentaban a España y Portugal y mientras el marcador seguía cero a cero, se produjo la publicación de la lista de medicamentos que dejarían de financiarse por la sanidad pública. A partir de ahora seguirán en el mercado, pero habrá que pagar por ellos el cien pro cien de su precio, 426 en total que desaparecen.

¿Nos ponemos a llorar? Pues no, me he repasado la lista y todos o casi todos eran catalogados como ineficaces y no creo haberlos recetado en los últimos 10 años. Bueno, salvo el antiácido para después de las comilonas que me venía muy bien.

En pediatría nos afecta poco, solamente los jarabes que desaparecen y tanto abominamos en este foro, mucolíticos, expectorantes, fluidificantes, antitusivos y otros potingues de dudoso gusto que deberían haber sido eliminados hace mucho tiempo, ya que estaban catalogados como de poca o nula utilidad. El resto no afecta a niños, quizás en los mayores si que se utilizaban las cremas para los golpes, de escaso efecto a no ser que se dieran con masaje, al fin y al cabo es como restregarse una pastilla por la articulación dolorida, donde esté el frío que utilizan nuestros deportistas de élite, no hay nada mejor.

Entonces ¿por qué la crítica que publiqué en el Huffington Post este miércoles?. Pues porque se vuelven a quedar a medias, no son medidas de ahorro reales, son medicamentos baratos que van a ser sustituidos por otros más caros. Quitan mi antiácido de 60 pastillas a 3,95€, me duraba para… pongamos 40 comilonas y 20 partidos con cervezas, ahora seré diagnosticado de gastritis y me recomendarán tomar esomeprazol de 20mg diario a un coste de 12.57 € al mes, tendré que tomar una medicación crónica que me hará sentir peor, porque ahora soy un enfermo de gastritis crónica.

Se quitan medicamentos obsoletos y desfasados de poco uso, y se siguen financiado marcas de fantasía, productos que no han demostrado ninguna utilidad superior a lo que ya había y a un coste muy superior año a año. Es como los anuncios de detergente que todos los años son nueva formula mejorada, para seguir lavando la ropa igual.

La industria farmacéutica es un lobby muy potente y mueve muchas voluntades. Es su negocio y lo defienden, pero nuestra labor como pediatras es informar y formar a los padres y a los futuros usuarios de la sanidad, que no todo tiene que tener un remedio farmacéutico, que los mocos se pasan, que la tos es nuestra defensa para limpiar las vías aéreas, que la fiebre no hay porque bajarla a toda costa aún a riesgo de intoxicación y sobredosificación, que los niños son movidos o inquietos, que las diarreas se pasan solas, que entre dos medicamentos iguales los profesionales tenemos la obligación de recetar el más contrastado y no “tirar con pólvora de rey”. Si cedemos y recomendamos mil y un medicamento de ultimísima hornada porque la industria a través de su visita médica o el correo o cualquier otro medio de publicidad nos presiona, lo estaremos haciendo mal. Debemos ser científicos y gestores de lo nuestro, de lo público si trabajamos en lo público y estamos por su defensa.

La clave del éxito

Dos amigos se encuentran en la calle, hace tiempo que no se ven y al saludarse dice uno:

 

– Oye que bien te veo, he oido hablar de tu éxito, ¿cual es la clave?

– Bah, que no le llevo la contraria a nadie.

– Venga ya, ya será otra cosa.

– Bueno si tu lo dices, será así.