Supermanolo

Ya me estaba yo acostumbrando a esto de viajar en el tiempo con la sorpresa de lo que me deparará cada día, pero debo admitir que son las ocho de la noche, estamos entrando por la puerta mi papa y yo y no se que edad tengo y debo de decir que estoy tan cansado que me da igual. Salimos a las 8 de la mañana, higiene personal, que uno es muy “cuidao”, después desayuno correcto, leche con cacao, tostada con aceite y luego fruta, la pera era un poco pequeña y me tome unas uvas. Lavado de dientes, vestirme adecuadamente con el uniforme, mochila y a la calle. Mamá me deja en la ruta, llega el autobús y le digo adiós por la ventana poniendo gesto de tristeza y dejando asomar una lágrima, se que le gusta y cuesta tan poco hacerla feliz.

A partir de aquí un no parar con los amigos, una clase, otra, el recreo, la comida, otro recreo, más clases y por fín muchos de los niños se van a casa, yo me quedo a una cosa que sigue siendo lo mismo pero se llama “extraescolares”. Pero si es igual ¿por qué lo llaman diferente?. Hoy me ha tocado ingles, pero no os creais, soy un tipo muy cultivado, además aprendo violín, tenis y karate.

Inglés, es divertido, jugamos a que nos hemos vuelto raros y hablamos al revés, diciendo unas palabras extrañas. Como si alguien hablara así en algún lugar del mundo, ja, una perdida de tiempo, pero es divertido.

Violín, el abuelo dice que suena como si hubiera he pisado un gato, un rollo, me duelen los dedos, el cuello y el ojo. El otro día me saltó una cuerda y me tuvieron que llevar a Jesús, el médico de mi hij@, creo que os he hablado alguna vez de él.

Tenis, todavía no he conseguido darle a la pelota. Papá esta muy interesado, dice que debo ser deportista, pero yo no lo veo, lo paso mucho mejor los domingos sentado con él y sus amigos viendo nuestro Atleti, por cierto ya no fuman, lo he conseguido.

Karate, esto si que me parece una barbaridad están empeñados en que tengo que darle patadas a mis amigos, pero se han vuelto locos, así que me siento en una esquina y no hago nada, me ha dicho el profe que va a hablar con mis padres. Papá si es un superheroe, pero yo creo que no doy la talla, estoy en las últimas. Mientras os contaba esto creo que me he dormido y he metido el ojo malo en la sopa caliente, Aaaaaay llevarme a Jesuuuuus….