Más excesos pediátricos

Decía ayer “Hemos pretendido tener una opinión pediátrica y sabia sobre cosas habituales y cotidianas quitando el poder que tenía a la abuela, a  la madre y pasándoselo al PEDIATRA. Comidas, síntomas menores, baño, higiene, posturas, etc…”

¿Cuales son esos excesos?

El primero es estar ahí, en masa, un pediatra en cada esquina, públicos, privados y medio pensionistas, somos el país del mundo con más pediatras por habitante. Y ¿para qué? Para ejercer un control, en algunos casos casi policial, sobre las actitudes y aptitudes de los padres, se ha inutilizado a la población para que no decida por si misma. Se dan instucciones sobre cosas peregrinas en aras de una mejora sanitaria.

Es verdad que ha mejorado y mucho la calidad de vida de nuestros bebes y de nuestra infancia en general. Aumento de talla de la población, disminución de enfermedades y mortalidad infantil etc., etc…. Otras veces se deja mucho que desear: Obesidad infantil galopante, futuros diabéticos e hipertensos, problemas sociales, problemas adaptativos y de fracaso escolar etc…

Pero las consultas se masifican con otros excesos:

Mocos, los mocos de los niños son un sistema defensivo para evitar que las bacterias puedan acceder a sitios más peligrosos como senos nasales, oidos o meninges. pero nos obsesionamos con llevar al niño guapo y sin mocos.

Vitaminas, el niño debe tomar vitaminas el primer año ¿para qué? ¿Es que no es suficiente con la teta, es que no van suplementadas las leches de bote, no llevan vitaminas las frutas y verduras?

La postura, Qué si boca abajo que si boca arriba, que si se ahoga, que si la muerte súbita. Lo que sabemos es que el hay menos muertes imprevistas, tanto súbitas, como por ahogo, si el niño duerme boca arriba los primeros meses  y vive boca abajo o en brazos. Pasar de esto a todo el día boca arriba o en la maxicosi, origina que ya no se siente ningún niño a los 6 meses, la plagiocefalia que hablabamos hace poco, falta de estímulos, etc.

La colita, deporte nacional, hay que bajar el prepucio a diario hasta que sangre o yo que sé. Si tiene un anillo fibroso o esta totalmente cerrado no bajará nunca, hay que operar, pero si no es así, el forzarlo a menudo provoca pequeñas heriditas que se van fibrosando y que van creando un problema que antes no tenía. Si lo dejamos en paz cuando llegue el desarrollo y aparezcan las hormonas el prepucio se hará blando y elástico permitiendo las relaciones sexuales normales sin problemas.

Y no hemos tocado todavía la alimentación, masticar, trocitos. Os dejo una lectura extensa sobre como se ve la alimentación desde la escuela por una maestra, psicologa, madre y gran cocinera, de su blog .….más de la escuela

Esto da para escribir un libro, ya seguiremos. Creo que realmente sí hay críticas a la pediatría actual, algo habrá que mejorar